Get Adobe Flash player

La integración a EUA tiene dos caras

Son tres, por lo menos, los aspectos novedosos que han surgido de las elecciones de presidente y congreso de los EUA; sobre ellos, el gobierno de México debería conocer los escenarios posibles.

El sábado se hizo un repaso de esas novedades en el Centro Tepoztlán Víctor L Urquidi que preside Mauricio de Maria y Campos. Miguel Basáñez, exembajador de México en Washington; Olga Pellicer, embajadora; Carlos Bravo, académico del CIDE y Susana Chacón por el Club de Roma, fueron los expositores.

El suceso extraordinario más citado por todo mundo es el éxito de la desmesura de Trump al darle voz a la furia de los trabajadores blancos de menor educación, afectados por la globalización en lo que más le puede doler a una sociedad que antes que de ciudadanos, es de consumidores: en su poder de compra.

Todo apunta a que Trump perderá la elección, pero nadie puede estar seguro de ello.

Una segunda novedad que resultará de esas elecciones, es que la integración de los tres países firmantes del TLC para conformar una región más competitiva en la economía global, perderá importancia ante el nuevo proteccionismo estadounidense.

Con Clinton o Trump en la Casa Blanca, cambiará el discurso estadounidense, lo que dejará muy mal parada la narrativa abstracta, indiferente a nuestra nacionalidad, del gobierno mexicano en favor del libre comercio y de la integración a norteamérica.

La integración ha avanzado sostenidamente desde la entrada en vigor del TLC, en 1994, pero las mayores decisiones no se comparten con nuestro gobierno; no es que nuestra economía sea la menor de las tres, sino que ni los gobiernos precedentes ni el de Peña Nieto han establecido una política propia de integración que tuvieran que defender como interlocutores; la ausencia de tal política fue uno de los temas de consenso en la reunión del Centro Tepoztlán.

Como resultado, la integración tiene hasta ahora, dos caras: el aumento de 7.2 veces de las exportaciones de México a la región entre el primer semestre de 1993 y el mismo periodo 2016, y fuertes costos para México.

Uno de ellos es la extranjerización de los bancos (condición que puso William Clinton a Ernesto Zedillo para el rescate financiero de 1995, después del “error de diciembre” de 1994) y su escaso y onerosísimo servicio a la economía productiva.

Otro es la reforma energética, que no cumplirá con evitar la quiebra de Pemex y sí con la apertura a petroleras trasnacionales, cuyos intereses jugarán con la suerte energética del país.

Además, se han perdido centenas de cadenas productivas que hacen que hoy por hoy, sin las importaciones de insumos de Estados Unidos no se pueda producir en México ni pasta de dientes (es un decir) y sin las inversiones y turismo de ese país, no alcanzarían las divisas para pagar por las importaciones indispensables.

Es normal en el comercio que cada una de las partes trate de obtener mayor provecho sobre la otra; el problema es que a nuestros gobiernos les ha faltado una visión estratégica cuyo núcleo fueran los intereses de la sociedad mexicana en el corto y largo plazos.

Cualquier resultado de la elección presidencial en Estados Unidos, impondrá redefiniciones de nuestra relación con ese país.

¿Sería mucho esperar el diseño de una política exterior surgida de una idea de país y de una política interior acorde a la respetabilidad e importancia de México?

La tercera novedad de las elecciones estadounidenses es la candidatura de una mujer a la presidencia. Muy alentador por lo que representa del empoderamiento femenino.

Datos Personales

Guillermo Knochenhauer es:

• Profesor de asignatura por oposición, Sociedad y Estado en México I y II, Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM.

• Licenciado en Sociología y Maestro en Historia.

• Analista en sociología rural.

•Colaborador semanal del diario El Financiero, sección Opinión como analista de asuntos políticos.

•Colaborador semanal del diario La Jornada Morelos, sección Opinión.

Libros

• Coautor del libro "México Hoy", coordinado por Enrique Florescano y Pablo González Casanova, Editorial Siglo XXI (1979)

• Coautor del libro "Por una Nueva Política Alimentaria", coordinado por Gustavo Esteva, (1984). Editorial Opción, S.C. (1984)

• Coautor del libro "El Impacto de la TV en Cinco Comunidades Vírgenes de México", UNAM UNICEF, México 1984, publicado a partir de la investigación sobre Publicidad Televisiva y Cultura Alimentaria, realizada por acuerdo interinstitucio¬nal para UNICEF.

• Coautor del libro "El Sector Social de la Economía, una Opción ante la Crisis, coordinado por Armando Labra y el Dr. Pablo González Casanova. Editorial Siglo XXI, México 1989.

• Autor del libro "Organizaciones Campesinas, Hablan Diez Dirigentes". El Día en Libros-IEPES, México, 1990.

• Coautor del libro "Nueva Estrategia de Desarrollo", Instituto de Investigaciones Económicas, UNAM, 2011.

• Autor de Educación, Productividad y Empleo, publicación mensual y compendio anual del Fondo Mexicano para la Educación y el Desarrollo, A.C. entre los años de 1996 a 2003.

• Es autor de una veintena de ensayos en revistas especializadas, como la Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM, la Revista del Colegio, del Colegio Nacional de Ciencias Políticas y Administración Pública y la Revista y la Revista Comercio Exterior, del Banco Nacional de Comercio Exterior. También ha publicado decenas de ensayos en las revistas Nexos y Este País.

Archivo