Get Adobe Flash player

Alcances del poder

Dijo el historiador Enrique Krauze en el Centro Bildner, en Nueva York, que “ninguno de los tres candidatos (a la presidencia de la República) me ha convencido de que tienen la visión, la fuerza y la estatura del verdadero líder que México necesita”.

México no necesita un líder, ni un “presidencialismo imperial”. Ha disminuido la capacidad ejecutiva de los presidentes de México, lo cual puede ser propicio para la democracia, pero también para el desgobierno que es a lo que el PAN nos ha acercado como país.

Una noción actual, realista del poder político del Presidente de la República ya no puede ser personalista. Para gobernar se requiere un conjunto de actividades que involucran acciones del gobierno, pero también las de actores económicos y sociales que están fuera del gobierno, que son políticamente independientes del poder ejecutivo, como empresarios, organizaciones sociales, universidades y hasta diputados y senadores.

Sacar a México adelante impone un pacto en el que se pongan de acuerdo fuerzas e intereses diversos en soluciones a problemas como la inequidad, el bajo crecimiento económico y la presencia del narcotráfico. Impone la necesidad de restaurar la autoridad del Estado para dirigir a la sociedad.

El trasiego de compromisos de los candidatos y de sus partidos en lo que va de la contienda electoral, no da espacio ni siquiera al más moderado optimismo.

Enrique Peña Nieto es el candidato de la pantalla de televisión, experta en forjar imágenes a pesar de lo cual, Peña no podrá desligarse del viejo partido y sus vicios. Ahí está el PRI dándole cobijo como aspirantes al fuero de una senaduría garantizada por la vía plurinominal a Humberto Moreira, quien renunció a la dirigencia nacional del partido tras el escándalo por la contratación de deuda millonaria para Coahuila con documentos falsos, e igual acordó proteger a Ulises Ruiz, ex gobernador de Oaxaca, a Carlos Romero Deschamps, a Emilio Gamboa y a otros.

Josefina Vázquez Mota tampoco puede deslindarse de la camada de funcionarios improvisados e incompetentes que resultaron tan o más derrochadores y corruptos que sus antecesores. Lo que ha revelado la Auditoría Superior de la Federación en su Informe de Resultados de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2010, presentado el 15 de febrero a la Cámara de Diputados, demuestra que la alternancia hizo poco más que reproducir, con ineficacia garrafal, los viejos usos de un poder en cuyo diseño no entra la rendición de cuentas ni las sanciones a quienes abusan de él.

Un emblema de la podredumbre que el PAN esta dispuesto a asimilar, es el alcalde de Monterrey, Fernando Larrazábal, a quien el miércoles se le inscribió como primero en la lista plurinominal a la Cámara de Diputados. No importó que su hermano, Jonás Larrazábal, fuera videograbado recibiendo dinero de un centro de apuestas, asistido por un alto funcionario del ayuntamiento regiomontano, ni que el alcalde desacatara la petición del Comité Ejecutivo panista de que pidiera licencia al cargo.

Andrés Manuel López Obrador inquieta a las clases medias, que bien entienden que para hacer valer el discurso con el que dio a conocer sus aspiraciones presidenciales desde hace seis años (por el bien de todos, primero los pobres), tendría que “mandar al diablo a las instituciones” sin que haya dicho cómo y con cuáles y a qué costo las remplazaría.

Vistos en lo personal, ninguno de los tres aspirantes con posibilidades de ganar la elección presidencial ofrece la visión, la fuerza y la estatura que quiere Krauze del líder que llegue a gobernarnos, pero afortunadamente el significado y alcances de la política se han democratizado en algunos aspectos. Para salvar a México y tener resultados sociales significativos, la gobernabilidad depende de poderes que el gobierno no tiene y que sólo podrá sumar, construyendo acuerdos con actores independientes.

El doble problema para ello es, por un lado, la parálisis política del régimen en la que ha derivado la alternancia porque el PAN, en vez de cimentar un nuevo orden, se limitó a medrar con el poder. Por el otro lado, son bajas las capacidades sociales y su articulación.

Más que dotes o cualidades extraordinarias, los candidatos tendrían que demostrar que entienden que el poder del gobierno radica cada vez más en su capacidad para generar acuerdos con actores independientes, y que es hora de que esos acuerdos se construyan en torno a metas económicas y sociales por encima de intereses particulares.

Las campañas de los aspirantes presidenciales tendrían que explicar cómo llegarían a acuerdos para seguir una agenda común con legisladores, empresas, sindicatos, movimientos sociales y demás.

knochenhauer@prodigy.net.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Datos Personales

Guillermo Knochenhauer es:

• Profesor de asignatura por oposición, Sociedad y Estado en México I y II, Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM.

• Licenciado en Sociología y Maestro en Historia.

• Analista en sociología rural.

•Colaborador semanal del diario El Financiero, sección Opinión como analista de asuntos políticos.

•Colaborador semanal del diario La Jornada Morelos, sección Opinión.

Libros

• Coautor del libro "México Hoy", coordinado por Enrique Florescano y Pablo González Casanova, Editorial Siglo XXI (1979)

• Coautor del libro "Por una Nueva Política Alimentaria", coordinado por Gustavo Esteva, (1984). Editorial Opción, S.C. (1984)

• Coautor del libro "El Impacto de la TV en Cinco Comunidades Vírgenes de México", UNAM UNICEF, México 1984, publicado a partir de la investigación sobre Publicidad Televisiva y Cultura Alimentaria, realizada por acuerdo interinstitucio¬nal para UNICEF.

• Coautor del libro "El Sector Social de la Economía, una Opción ante la Crisis, coordinado por Armando Labra y el Dr. Pablo González Casanova. Editorial Siglo XXI, México 1989.

• Autor del libro "Organizaciones Campesinas, Hablan Diez Dirigentes". El Día en Libros-IEPES, México, 1990.

• Coautor del libro "Nueva Estrategia de Desarrollo", Instituto de Investigaciones Económicas, UNAM, 2011.

• Autor de Educación, Productividad y Empleo, publicación mensual y compendio anual del Fondo Mexicano para la Educación y el Desarrollo, A.C. entre los años de 1996 a 2003.

• Es autor de una veintena de ensayos en revistas especializadas, como la Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM, la Revista del Colegio, del Colegio Nacional de Ciencias Políticas y Administración Pública y la Revista y la Revista Comercio Exterior, del Banco Nacional de Comercio Exterior. También ha publicado decenas de ensayos en las revistas Nexos y Este País.

Archivo