Get Adobe Flash player

Economia Social y Politica

Lo Mexicano

La movilización de los mexicanos ante la emergencia sísmica causa asombro en el mundo, no porque haya demostrado fuerza, cariño e inteligencia para organizarse, para mantener el orden, coordinar brigadas y ayudar sino, sobre todo, por la generosidad, solidaridad y fraternidad con que se descarga la ayuda.

Son rasgos distintivos del mexicano que, como dijo Octavio Paz hace 32 años, “han vivido dormidos en el subsuelo histórico de México”, son las raíces comunitarias del México tradicional que “están intactas”; sin embargo, hay que reconocerlo, están soterradas. Rara vez afloran, casi siempre en medio de las catástrofes.

Muchos de los rasgos positivos del ser mexicano los empañan otros que no nos gustan ni a nosotros mismos; hay temor de que, pasada la emergencia volvamos a la normalidad de la desconfianza, de la agresividad, el resentimiento, la timidez, la altanería y el disimulo de la indiferencia, que también son rasgos del comportamiento entre los mexicanos.

Ortega y Gasset consideraba que la identidad colectiva de toda nacionalidad está en la memoria de cada individuo: somos lo que creemos y creemos sólo lo que recordamos: la identidad es recordar y creer. En la memoria sólo permanece lo que no cesa de doler, dice Nietzsche.

Samuel Ramos, filósofo que dedicó su vida a estudiar “lo mexicano”, relacionó la memoria de las experiencias dolorosas de nuestra historia con la baja valoración que hacemos de nuestra nacionalidad, conciencia colectiva de gran influencia en la personalidad de cada uno de nosotros.

La valoración de la nacionalidad mexicana es baja porque se habría construido con el dolor de la conquista, el de la Colonia, el del siglo XIX oscilante entre la anarquía, la dictadura, las intervenciones armadas de Estados Unidos y Francia para culminar en el orden porfiriano que favoreció solamente a la clase social en el poder.

No es pues extraño, concluye Ramos, que todas estas desgracias conduzcan a una auto denigración, o sea, a una valoración negativa de la nacionalidad.

El Siglo XX tuvo un momento revolucionario en el que México se habría encontrado consigo mismo, pero a partir del alemanismo siguieron años de corrupción e incompetencia hasta nuestro Siglo XXI en el que, por fortuna, hay indicios de hartazgo social por tanta impunidad, tanta inseguridad y tanta corrupción.

El telón de fondo contemporáneo es el proyecto neoliberal, en el que hemos perdido brújula e identidad colectiva, sin alcanzar el bienestar y desarrollo prometidos.

Las majaderías de Donald Trump sobre nuestro país y la indigna tolerancia del gobierno podrían ser otro factor que deprimiera el valor de nuestra nacionalidad; sentí gran satisfacción cuando le pregunté a mis alumnos de la UNAM si se sentían ofendidos o lastimados por ellas. No se ponen el saco, respondieron con toda naturalidad que Trump se refiere y se dirige al gobierno actual, no a los mexicanos.

En los jóvenes está la posibilidad de concretar la expectativa de que los sismos no sólo hayan cambiado la estructura física de las ciudades, sino que las movilizaciones que ellos encabezaron recuperen tramos de soberanía social para forzar a las autoridades a conducirse con la decencia y vergüenza que les ha faltado.

Datos Personales

Guillermo Knochenhauer es:

• Profesor de asignatura por oposición, Sociedad y Estado en México I y II, Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM.

• Licenciado en Sociología y Maestro en Historia.

• Analista en sociología rural.

•Colaborador semanal del diario El Financiero, sección Opinión como analista de asuntos políticos.

•Colaborador semanal del diario La Jornada Morelos, sección Opinión.

Libros

• Coautor del libro "México Hoy", coordinado por Enrique Florescano y Pablo González Casanova, Editorial Siglo XXI (1979)

• Coautor del libro "Por una Nueva Política Alimentaria", coordinado por Gustavo Esteva, (1984). Editorial Opción, S.C. (1984)

• Coautor del libro "El Impacto de la TV en Cinco Comunidades Vírgenes de México", UNAM UNICEF, México 1984, publicado a partir de la investigación sobre Publicidad Televisiva y Cultura Alimentaria, realizada por acuerdo interinstitucio¬nal para UNICEF.

• Coautor del libro "El Sector Social de la Economía, una Opción ante la Crisis, coordinado por Armando Labra y el Dr. Pablo González Casanova. Editorial Siglo XXI, México 1989.

• Autor del libro "Organizaciones Campesinas, Hablan Diez Dirigentes". El Día en Libros-IEPES, México, 1990.

• Coautor del libro "Nueva Estrategia de Desarrollo", Instituto de Investigaciones Económicas, UNAM, 2011.

• Autor de Educación, Productividad y Empleo, publicación mensual y compendio anual del Fondo Mexicano para la Educación y el Desarrollo, A.C. entre los años de 1996 a 2003.

• Es autor de una veintena de ensayos en revistas especializadas, como la Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM, la Revista del Colegio, del Colegio Nacional de Ciencias Políticas y Administración Pública y la Revista y la Revista Comercio Exterior, del Banco Nacional de Comercio Exterior. También ha publicado decenas de ensayos en las revistas Nexos y Este País.

Archivo