Get Adobe Flash player

Cordura en el manejo de transgénicos

Cordura en el manejo de transgénicos

 

Guillermo Knochenhauer

 

Pasado mañana domingo se celebra el Día Mundial de la Alimentación. Lo instituyó la FAO desde 1979, el día y mes del año que coinciden con cada aniversario de su fundación. Este 16 de octubre, la Unión Nacional de Organizaciones Regionales Campesinas Autónomas (UNORCA) se propone hacer un “llamado a la cordura de los funcionarios públicos y de las grandes transnacionales que lucran con la vida” acerca del uso de los transgénicos en México.

El evento se desarrollará en Mérida, Yucatán, entidad en la que, junto con Campeche y Quintana Roo, se autorizó la siembra de 30 mil hectáreas de soya genéticamente modificada que entre otros perjuicios, atenta contra la apicultura en esa región, la principal productora de miel en el país.

Durante el evento se presentarán testimonios de científicos, empresarios, campesinos e indígenas acerca de los impactos del uso de semillas transgénicas en el ambiente, la biodiversidad y la salud.

El llamando a la cordura es contra la autorización del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), dependencia de la SAGARPA, a la transnacional Monsanto para que se sembraran desde el actual ciclo primavera verano, 30,000 hectáreas de soya genéticamente modificada en seis municipios de Yucatán, siete de Campeche y uno de Quintana Roo.

El problema que ya se le presentó a los 15 mil productores de miel en esa región, es que la Comisión Económica Europea les exige pruebas adicionales para autorizar la compra de su producto. En la península de Yucatán se produce casi la mitad de las 60 mil toneladas de miel que se obtienen en México, de las cuales 40 por ciento constituye el segundo producto pecuario de exportación, después del ganado.

El 6 de septiembre pasado, un tribunal de la comisión europea determinó que “la miel y los complementos alimenticios que contienen polen derivado de un organismo modificado genéticamente (…) no pueden comercializarse sin autorización previa”.

La consecuencia inmediata ha sido que los compradores europeos de miel de la región, solicitaran a sus vendedores garantías de que la miel está libre de polen de plantas transgénicas.  El problema es que no hay forma de evitar que el polen de las plantaciones transgénicas contamine a las demás siembras.

Esos cultivos transgénicos en la península yucateca están financiados y subvencionados por el Fideicomiso de Riesgo Compartido (FIRCO) y la financiera FIRA, del Banco de México. Así contribuyen la SAGARPA y esos organismos a que Monsanto imponga un modelo de agricultura que además de sus efectos ambientales, convierte a los campesinos en dependientes de comprarle, para cada siembra, semillas y el paquete tecnológico que las acompaña.

Cordura es lo que falta en las autoridades y al parecer, también en el concurso Iniciativa México 2011, que organiza Televisa por segundo año después de su éxito anterior. Resulta que un proyecto financiado por Monsanto, llamado “Programa Maestro de Maíces Mexicanos”, está entre los veinticinco finalistas.

Más de mil científicos de México y el mundo han expresado su grave preocupación por los múltiples riesgos, y en algunos aspectos probada inconveniencia, del uso de maíces transgénicos, particularmente en México por ser el origen de ese alimento, que es la base de nuestra cultura alimentaria y de la dieta de cada mexicano.

El propio Relator Especial de la Organización de las Naciones Unidas sobre el Derecho a la Alimentación, Olivier De Schutter, planteó en su recomendación oficial a México “el regreso a la moratoria sobre las pruebas de campo y en el cultivo comercial de maíz transgénico con el fin de proteger la biodiversidad del maíz”.

También la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), ha comprobado la contaminación irreversible de parcelas de nuestros maíces por transgénicos.

Más de sesenta razas criollas, resultado de cruzas naturales o inducidas por indígenas y campesinos a lo largo del tiempo, conforman un valioso patrimonio genético que además, es el soporte de la seguridad campesina de obtener maíz blanco para su alimentación, sin tener que comprar las semillas para cada ciclo.

Tales compras serían imposibles para el 60 por ciento de los campesinos en México, que sólo siembran para su autoconsumo.

knochenhauer@prodigy.net.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Datos Personales

Guillermo Knochenhauer es:

• Profesor de asignatura por oposición, Sociedad y Estado en México I y II, Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM.

• Licenciado en Sociología y Maestro en Historia.

• Analista en sociología rural.

•Colaborador semanal del diario El Financiero, sección Opinión como analista de asuntos políticos.

•Colaborador semanal del diario La Jornada Morelos, sección Opinión.

Libros

• Coautor del libro "México Hoy", coordinado por Enrique Florescano y Pablo González Casanova, Editorial Siglo XXI (1979)

• Coautor del libro "Por una Nueva Política Alimentaria", coordinado por Gustavo Esteva, (1984). Editorial Opción, S.C. (1984)

• Coautor del libro "El Impacto de la TV en Cinco Comunidades Vírgenes de México", UNAM UNICEF, México 1984, publicado a partir de la investigación sobre Publicidad Televisiva y Cultura Alimentaria, realizada por acuerdo interinstitucio¬nal para UNICEF.

• Coautor del libro "El Sector Social de la Economía, una Opción ante la Crisis, coordinado por Armando Labra y el Dr. Pablo González Casanova. Editorial Siglo XXI, México 1989.

• Autor del libro "Organizaciones Campesinas, Hablan Diez Dirigentes". El Día en Libros-IEPES, México, 1990.

• Coautor del libro "Nueva Estrategia de Desarrollo", Instituto de Investigaciones Económicas, UNAM, 2011.

• Autor de Educación, Productividad y Empleo, publicación mensual y compendio anual del Fondo Mexicano para la Educación y el Desarrollo, A.C. entre los años de 1996 a 2003.

• Es autor de una veintena de ensayos en revistas especializadas, como la Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM, la Revista del Colegio, del Colegio Nacional de Ciencias Políticas y Administración Pública y la Revista y la Revista Comercio Exterior, del Banco Nacional de Comercio Exterior. También ha publicado decenas de ensayos en las revistas Nexos y Este País.

Archivo