Get Adobe Flash player

El populismo bueno y el malo

El populismo es una de las grandes tradiciones de la cultura y de la práctica política de México. Es una forma de legitimidad del poder político que el PRI ejerció durante décadas, cuando se perseguía la justicia social, la economía crecía por arriba del 6 por ciento anual, y la masa salarial se acercaba al 39 por ciento del ingreso nacional (1982).

Fue la época en que el Estado mexicano intervenía en la economía, pero sin descuidar la estabilidad macroeconómica. Eran los años del desarrollo estabilizador, con su retórica nacionalista y populista.

En aquellos años, el PRI se identificaba con la socialdemocracia, en la que militan liberales que creen en los méritos personales, pero también en las ventajas de la acción colectiva para perseguir el bien común.

Esa visión socialdemócrata sobre la buena marcha de la sociedad, entraña un papel mayor para el estado y el sector público que el que nos recetó el neoliberalismo hace 35 años.

De ahí que hoy, el poder político carece de mística para la cohesión popular. En vez de justicia social, se exaltan los méritos de cada quien para alcanzar su beneficio personal; la búsqueda del beneficio material -dinero- es todo lo que nos queda de un propósito colectivo.

El gobierno, el PRI, el PAN y los banqueros presentan la trama electoral en la que está prematuramente involucrado el país, como una disyuntiva entre el populismo de Andrés Manuel López Obrador y el liberalismo de quienes nos gobiernan con la promesa -inverosímil- de dar forma al Estado de derecho y a las libertades individuales.

Oponen al populismo “irresponsable”, el culto a la privatización y al individualismo, y una admiración acrítica por los mercados no regulados.

Lo cierto es que tan irresponsable es apegarse a la libertad de los mercados en espera de que resuelvan por sí solos las aspiraciones sociales a mejores empleos, salarios, educación y salud, como lo es aquel populismo voluntarista que se brinca los márgenes dentro de los que opera la lógica de los mercados.

Ya es tiempo de que aceptemos que la democracia liberal será fallida siempre en un país en que la política no intenta siquiera atemperar las diferencias entre ricos y pobres relacionadas con la libertad sin regulación, de los mercados.

Es tiempo, en cambio, de atraer a la esfera de las decisiones políticas las carencias populares, las desigualdades sociales, las necesidades no atendidas de amplísimas capas de la población, sin incurrir en lo malo del populismo, que es el voluntarismo sin miramientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Datos Personales

Guillermo Knochenhauer es:

• Profesor de asignatura por oposición, Sociedad y Estado en México I y II, Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM.

• Licenciado en Sociología y Maestro en Historia.

• Analista en sociología rural.

•Colaborador semanal del diario El Financiero, sección Opinión como analista de asuntos políticos.

•Colaborador semanal del diario La Jornada Morelos, sección Opinión.

Libros

• Coautor del libro "México Hoy", coordinado por Enrique Florescano y Pablo González Casanova, Editorial Siglo XXI (1979)

• Coautor del libro "Por una Nueva Política Alimentaria", coordinado por Gustavo Esteva, (1984). Editorial Opción, S.C. (1984)

• Coautor del libro "El Impacto de la TV en Cinco Comunidades Vírgenes de México", UNAM UNICEF, México 1984, publicado a partir de la investigación sobre Publicidad Televisiva y Cultura Alimentaria, realizada por acuerdo interinstitucio¬nal para UNICEF.

• Coautor del libro "El Sector Social de la Economía, una Opción ante la Crisis, coordinado por Armando Labra y el Dr. Pablo González Casanova. Editorial Siglo XXI, México 1989.

• Autor del libro "Organizaciones Campesinas, Hablan Diez Dirigentes". El Día en Libros-IEPES, México, 1990.

• Coautor del libro "Nueva Estrategia de Desarrollo", Instituto de Investigaciones Económicas, UNAM, 2011.

• Autor de Educación, Productividad y Empleo, publicación mensual y compendio anual del Fondo Mexicano para la Educación y el Desarrollo, A.C. entre los años de 1996 a 2003.

• Es autor de una veintena de ensayos en revistas especializadas, como la Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM, la Revista del Colegio, del Colegio Nacional de Ciencias Políticas y Administración Pública y la Revista y la Revista Comercio Exterior, del Banco Nacional de Comercio Exterior. También ha publicado decenas de ensayos en las revistas Nexos y Este País.

Archivo