Get Adobe Flash player

Estado fallido…

Según relata Raymundo Riva Palacio en su columna del martes pasado, Trump cree que el de México es un Estado fallido. Lo grave es que el tema no es nuevo en Estados Unidos.

Riva Palacio opina, con razón, que ese es “el fondo de todos los problemas que tiene el presidente Enrique Peña Nieto y su gobierno” con el de Washington.

El efecto grave de que Trump vea al gobierno de México rebasado por los criminales e inclusive, a juicio de Steve Bannon, operando juntos, es que no lo considera socio ni aliado confiable, y que no haya manera de que cambie de parecer por lo que le digan Peña o Videgaray.

El asunto es aún más serio de lo que parece, porque no es la visión desquiciada de un loco y sus xenófobos asesores, sino que hace tiempo -desde que Felipe Calderón lanzó al Ejército a combatir a los cárteles de la droga- que el “establishment” gringo ha advertido riesgos de colapso del Estado mexicano.

Calderón lanzó la guerra militar al narcotráfico en 2006; en enero de 2009, días antes de que Barack Obama asumiera la presidencia estadounidense, el consejero de seguridad nacional de George Bush, Stephen Hadley, se refirió por primera vez al riesgo de que México se convirtiera en un “Estado fallido”.

Ya con Obama en la presidencia, siguió calentándose el ambiente con declaraciones del Estado Mayor Conjunto de las fuerzas armadas estadounidenses, de la CIA y hasta del FMI acerca de la amenaza del narcotráfico “al futuro de un México democrático”.

Declaraciones fuertes que sirvieron de preparación para que en marzo de 2010 se presentaran en México nada menos que Hilary Clinton, jefa entonces, de la diplomacia estadounidense acompañada por el secretario de la defensa, Robert Gates, por el zar de los servicios de inteligencia nacional Dennis Blair, por el jefe del estado mayor conjunto, Michael Mullen y por la secretaria de Seguridad Interna, Janet Napolitano.

Se juntaron para “expandir la Iniciativa Mérida más allá de la pura consideración de seguridad” y acordaron con el gobierno de Calderón que la “cooperación” incluyera el refuerzo del estado de derecho, de las instituciones democráticas y del respeto a los derechos humanos en México.

Lo que hay que entender es que los republicanos y de los demócratas difieren en la forma, pero no en el fondo de que el Estado mexicano puede llegar a derrumbarse al enfrentarse a la delincuencia organizada con pocas fuerzas confiables.

Es una visión sin la menor duda interesada y exagerada, pero que no podemos ignorar porque contempla, según dijo Mullen desde 2010, que “cualquier derrumbe de México a una situación de caos, demandaría una respuesta estadounidense basándose, simplemente, en las graves implicaciones para la seguridad interior”.

Trump parece estar preparando, no la ocupación de México, pero sí que desde la Iniciativa Mérida se formalice la presencia de fuerzas militares en bases castrenses mexicanas, como sucedió con la Iniciativa Colombia en el país sudamericano.

Para nosotros actuar en consecuencia, tenemos que reconocer que desde 2009 a estos momentos, la guerra al narcotráfico, la corrupción y las políticas neoliberales han debilitado al Estado mexicano en grados que no tienen precedente en casi un siglo; no es necesario insistir en ello, sino en la necesidad de recuperar la capacidad estratégica del Estado mexicano para contrarrestar el peligro que es que un gobierno en el que sirven ideólogos fascistas, como Bannon, consideren a nuestro país una amenaza para su seguridad nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Datos Personales

Guillermo Knochenhauer es:

• Profesor de asignatura por oposición, Sociedad y Estado en México I y II, Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM.

• Licenciado en Sociología y Maestro en Historia.

• Analista en sociología rural.

•Colaborador semanal del diario El Financiero, sección Opinión como analista de asuntos políticos.

•Colaborador semanal del diario La Jornada Morelos, sección Opinión.

Libros

• Coautor del libro "México Hoy", coordinado por Enrique Florescano y Pablo González Casanova, Editorial Siglo XXI (1979)

• Coautor del libro "Por una Nueva Política Alimentaria", coordinado por Gustavo Esteva, (1984). Editorial Opción, S.C. (1984)

• Coautor del libro "El Impacto de la TV en Cinco Comunidades Vírgenes de México", UNAM UNICEF, México 1984, publicado a partir de la investigación sobre Publicidad Televisiva y Cultura Alimentaria, realizada por acuerdo interinstitucio¬nal para UNICEF.

• Coautor del libro "El Sector Social de la Economía, una Opción ante la Crisis, coordinado por Armando Labra y el Dr. Pablo González Casanova. Editorial Siglo XXI, México 1989.

• Autor del libro "Organizaciones Campesinas, Hablan Diez Dirigentes". El Día en Libros-IEPES, México, 1990.

• Coautor del libro "Nueva Estrategia de Desarrollo", Instituto de Investigaciones Económicas, UNAM, 2011.

• Autor de Educación, Productividad y Empleo, publicación mensual y compendio anual del Fondo Mexicano para la Educación y el Desarrollo, A.C. entre los años de 1996 a 2003.

• Es autor de una veintena de ensayos en revistas especializadas, como la Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM, la Revista del Colegio, del Colegio Nacional de Ciencias Políticas y Administración Pública y la Revista y la Revista Comercio Exterior, del Banco Nacional de Comercio Exterior. También ha publicado decenas de ensayos en las revistas Nexos y Este País.

Archivo