Get Adobe Flash player

Falta el proyecto educativo

La reforma al artículo 3ro constitucional que se ha presentado como educativa, es solamente una reforma de las relaciones laborales entre el magisterio y la SEP. Con ella se espera eliminar uno de los grandes obstáculos –la falta de preparación de muchos maestros- para reformar el sistema educativo, aunque todavía faltan definiciones fundamentales de qué se quiere con la educación que imparta el Estado.

Recordemos que lo medular de la reforma al artículo 3ro es la creación del Servicio Profesional Docente, para lo cual se capacitará a los maestros y se someterán a evaluación de desempeño su ingreso, promoción y permanencia.

Elba Esther Gordillo estaba en su papel de defender “las conquistas” de su gremio, pero en vez de poner condiciones para colaborar en la profesionalización de la docencia, asumió la defensa intransigente de su esquema de escalafón y su terminante rechazo a que un maestro perdiera su plaza si después de recibir capacitación, seguía saliendo mal evaluado.

La sustitución del escalafón por méritos profesionales, ha dicho José García Mora, coordinador de Asuntos Laborales del SNTE “sería un atentado contra el Artículo 123 de la Constitución”.

La reforma, promulgada el lunes 25 de febrero, no es el resultado de negociaciones entre el gobierno y el sindicato, sino entre el gobierno y los tres partidos políticos grandes. Fue producto del consenso de las fuerzas políticas representadas en el Pacto por México.

La dirigencia caciquil y corrupta de sindicato mantuvo una actitud de oposición a la reforma y para ello, preparaba movilizaciones en todos los estados de la República. Desde el lunes empezaron esas movilizaciones en Tabasco y en Guerrero, en Oaxaca y en Michoacán. De continuar, podrían rebasar la capacidad del gobierno para contenerlas sin tener que ceder a sus demandas.

Lo que sigue en el proceso legislativo es que el Congreso diseñe y promulgue la ley reglamentaria de la reforma constitucional, la cual fijará criterios, términos y condiciones de la evaluación obligatoria para el ingreso, la promoción, el reconocimiento y la permanencia en el servicio profesional del magisterio.

En el plano de la política siguen varios procesos a los cuales, de momento, no hay más que dar por supuestas algunas cosas, como que la sustitución de Gordillo al frente del sindicato permitirá contener las movilizaciones magisteriales más ruidosas.

Hay que suponer también que habrá una ley reglamentaria que realmente profesionalice el ejercicio magisterial, requisito básico para la reforma educativa.

Lo que ya no es materia de suposiciones, es que el 1.7 millones de maestros pudieran ejercer su voto en secreto para elegir al nuevo presidente del SNTE, sustituto de Gordillo.

Juan Díaz de la Torre ocupa el cargo por 268 votos y una abstención de los asistentes al XXXVI Consejo Nacional extraordinario que esperaba a Gordillo en Guadalajara. Es claro que la democratización sindical no está en la agenda del gobierno.

Superados los escollos legislativos y políticos, lo que dará significado a todo lo ocurrido será el paradigma educativo que se formule. Definir la calidad de la educación presupone acuerdos previos sobre los propósitos del país y de la educación.

Hace décadas que México va a la deriva, sin proyecto propio. El neoliberalismo es importado, como lo es el acendrado individualismo que impone. Se requiere un proyecto genuino para definir qué tipo de ciudadano formar, conforme a la historia y la cultura propias, y a los desafíos del mundo actual.

Un mínimo a recuperar, es que la educación pública logre que los alumnos de generaciones futuras adquieran destrezas y habilidades para razonar, que aprendan a aprender y a convivir como ciudadanos libres, y a ser más solidarios y felices.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Datos Personales

Guillermo Knochenhauer es:

• Profesor de asignatura por oposición, Sociedad y Estado en México I y II, Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM.

• Licenciado en Sociología y Maestro en Historia.

• Analista en sociología rural.

•Colaborador semanal del diario El Financiero, sección Opinión como analista de asuntos políticos.

•Colaborador semanal del diario La Jornada Morelos, sección Opinión.

Libros

• Coautor del libro "México Hoy", coordinado por Enrique Florescano y Pablo González Casanova, Editorial Siglo XXI (1979)

• Coautor del libro "Por una Nueva Política Alimentaria", coordinado por Gustavo Esteva, (1984). Editorial Opción, S.C. (1984)

• Coautor del libro "El Impacto de la TV en Cinco Comunidades Vírgenes de México", UNAM UNICEF, México 1984, publicado a partir de la investigación sobre Publicidad Televisiva y Cultura Alimentaria, realizada por acuerdo interinstitucio¬nal para UNICEF.

• Coautor del libro "El Sector Social de la Economía, una Opción ante la Crisis, coordinado por Armando Labra y el Dr. Pablo González Casanova. Editorial Siglo XXI, México 1989.

• Autor del libro "Organizaciones Campesinas, Hablan Diez Dirigentes". El Día en Libros-IEPES, México, 1990.

• Coautor del libro "Nueva Estrategia de Desarrollo", Instituto de Investigaciones Económicas, UNAM, 2011.

• Autor de Educación, Productividad y Empleo, publicación mensual y compendio anual del Fondo Mexicano para la Educación y el Desarrollo, A.C. entre los años de 1996 a 2003.

• Es autor de una veintena de ensayos en revistas especializadas, como la Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM, la Revista del Colegio, del Colegio Nacional de Ciencias Políticas y Administración Pública y la Revista y la Revista Comercio Exterior, del Banco Nacional de Comercio Exterior. También ha publicado decenas de ensayos en las revistas Nexos y Este País.

Archivo