Get Adobe Flash player

Focos rojos de la banca

La banca extranjera que opera en México tiene encendidos tres focos de rojo intenso para alerta de nuestra economía: la muy conocida y no resuelta situación de que el crédito que otorga es insuficiente para el tamaño del país y que además, se concentra en muy pocos clientes.

Segundo, que la banca sea mala no quiere decir que pierda dinero, como le sucedería a cualquier empresa: Bancomer recién informó que durante el primer trimestre de este 2012, aportó el mayor margen de utilidades de todo el mundo al grupo español BBVA. Ganancias que en su mayoría, no se invierten en México.

Tercero, lo más problemático de la deuda española está en manos de los bancos y cada día se agravan sus dificultades por la morosidad y los activos tóxicos derivados de la crisis inmobiliaria. Hay que poner atención en Bancomer y Santander.

El país le queda grande a la llamada banca nacional: la insuficiencia de crédito es causa sustancial del bajo crecimiento de la economía mexicana; los banqueros actúan como tales y aprovechan que en México tienen la facultad y la libertad para invertir y prestar según su exclusivo interés, sin obligaciones como aquella del crédito selectivo ni controles sobre las tasas de interés. Operan en un régimen libre de obligaciones y regulaciones.

No dude usted que Banamex, Bancomer, Santander y demás filiales de bancos extranjeros hayan invertido en los bonos chatarra, o subprime que provocaron la crisis de 2008 y que esa banca no sea tan sólida como dicen el gobierno y los banqueros. Lo que es claro, es que prestan poco y sólo a grandes empresas, porque han encontrado que es mejor negocio prestarle a los gobiernos estatales, al gobierno federal para que pueda pagarles réditos del Fobaproa y a tarjeta habientes a tasas de interés desmedidas.

La banca tiene un papel estratégico en cualquier economía como palanca de las inversiones productivas de empresas industriales y agropecuarias. El difícil acceso al crédito y las tasas de interés al doble o triple que en otras economías, reduce la competitividad de la economía mexicana, las inversiones productivas y la generación de empleos.

A pesar de ello, la banca se hincha de ganar dinero en México. Bancomer aportó 30 por ciento de las utilidades del grupo BBVA durante el primer trimestre de este año, contra el 26 por ciento que aportaron todas las filiales de América del Sur, el 21 por ciento que obtuvo en Eurasia, el 16 por ciento que consiguió en España y el 8 por ciento en Estados Unidos; la información la dio Angel Cano, presidente del grupo (La Jornada, 26 de abril de 2012).

Según Cano, el modelo de banca descentralizada evita que los problemas financieros que padecen en Europa pudieran afectar las operaciones en México. Pero dice Guillermo Ortiz, presidente del Consejo de Administración del Grupo Financiero Banorte, que si las remesas de utilidades de los bancos extranjeros a sus matrices fueran lo usual (la quinta parte de lo que son), el coeficiente crédito/PIB en México sería cercano a 38 por ciento y no del 23 por ciento actual.

Es seguro que las remesas de utilidades que obtienen los bancos extranjeros en México estén refaccionando a sus descapitalizadas matrices. Es el mundo al revés: el propio Guillermo Ortiz y sobre todo, el gobierno de Ernesto Zedillo, decían que los bancos extranjeros venían a reforzar el sistema financiero de nuestro país.

Por último, pero no lo menos importante, es el riesgo de quiebra en que están los bancos españoles y que no le alcanzará al gobierno de Madrid ni a la comunidad europea a nacionalizarlos a todos, como se hizo con Bankia. La deuda pública de España equivale al 80 por ciento de su PIB y 150 por ciento si se incluye la deuda privada, principalmente en manos de los bancos, compuesta por casas y departamentos cuyo valor real es la mitad del que se asienta en su contabilidad.

La agencia de riesgo Standard & Poor’s rebajó dos niveles a once bancos españoles hace diez días, incluidos Bancomer y Santander, las dos instituciones de esa nacionalidad a las que se les vendieron bancos mexicanos saneados durante el gobierno de Zedillo.

El gobierno conservador de Mariano Rajoy admite que usará dinero público para apoyar a los bancos, anuncio que para los “indignados” es una burla que se siga ayudando a la banca recortando recursos a la salud, a la educación, a los jubilados y tolerando 5.6 millones de desocupados.

En este ambiente financiero de falta de liquidez de los grandes bancos internacionales y crecientes protestas sociales por el colapso del Estado de bienestar, ¿puede considerarse que la banca en México esté a salvo de contagio?

Una respuesta a Focos rojos de la banca

  • Juan Bautista dijo:

    No tiene la culpa el indio, sino el que lo hace compadre. Si ya sabemos que los banqueros en general son grupos de usureros y que están en contra de la inversión productiva, ¿porqué aceptarles sus créditos? ( y me refiero a los usuarios de tarjeta de crédito, que son los que pagan más alto interés). Más a mi favor, ¿porqué confiarles mis ahorros? Mejor debo buscar una opción de ahorro que reduzca la especulación y apoye a la economía nacional.
    No, los banqueros no están solos; cuentan con el apoyo de un público consumista ansioso de las modas y tendencias del momento…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Datos Personales

Guillermo Knochenhauer es:

• Profesor de asignatura por oposición, Sociedad y Estado en México I y II, Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM.

• Licenciado en Sociología y Maestro en Historia.

• Analista en sociología rural.

•Colaborador semanal del diario El Financiero, sección Opinión como analista de asuntos políticos.

•Colaborador semanal del diario La Jornada Morelos, sección Opinión.

Libros

• Coautor del libro "México Hoy", coordinado por Enrique Florescano y Pablo González Casanova, Editorial Siglo XXI (1979)

• Coautor del libro "Por una Nueva Política Alimentaria", coordinado por Gustavo Esteva, (1984). Editorial Opción, S.C. (1984)

• Coautor del libro "El Impacto de la TV en Cinco Comunidades Vírgenes de México", UNAM UNICEF, México 1984, publicado a partir de la investigación sobre Publicidad Televisiva y Cultura Alimentaria, realizada por acuerdo interinstitucio¬nal para UNICEF.

• Coautor del libro "El Sector Social de la Economía, una Opción ante la Crisis, coordinado por Armando Labra y el Dr. Pablo González Casanova. Editorial Siglo XXI, México 1989.

• Autor del libro "Organizaciones Campesinas, Hablan Diez Dirigentes". El Día en Libros-IEPES, México, 1990.

• Coautor del libro "Nueva Estrategia de Desarrollo", Instituto de Investigaciones Económicas, UNAM, 2011.

• Autor de Educación, Productividad y Empleo, publicación mensual y compendio anual del Fondo Mexicano para la Educación y el Desarrollo, A.C. entre los años de 1996 a 2003.

• Es autor de una veintena de ensayos en revistas especializadas, como la Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM, la Revista del Colegio, del Colegio Nacional de Ciencias Políticas y Administración Pública y la Revista y la Revista Comercio Exterior, del Banco Nacional de Comercio Exterior. También ha publicado decenas de ensayos en las revistas Nexos y Este País.

Archivo