Get Adobe Flash player

La justicia a modo del gobierno

Guillermo Knochenhauer

 

Hay que detener
la quiebra de nuestro Estado de derecho. Los síntomas de deterioro son cada día
más graves. No debe permitirse      la actividad
de grupos paramilitares, como el que se presenta como “mata zetas” para
“proteger” al pueblo de Veracruz, matando a integrantes del conocido
grupo criminal.

De la existencia
de paramilitares se hablaba en voz baja, pero ya no hay disimulo en su
presencia ni debe haberlo en combatir su arraigo y proliferación. Francisco
Blake, de quien se dice que es secretario de Gobernación, advirtió que quedará
fuera de la ley quien intente combatir a la delincuencia por sus propios
medios. No podía decir otra cosa, aunque sí puede hacer lo que le venga en gana
porque lo permite el relajamiento jurídico e institucional del país.

La Junta de
Coordinación Política del Senado se alarmó al reconocer, el martes pasado, la “posible
existencia” de “escuadrones de la muerte” en varios estados de
la República y acordó citar a los secretarios de Gobernación y Seguridad
Pública, así como a la procuradora general de la República para conocer del asunto.

Según el
coordinador del Partido del Trabajo en el Senado, Ricardo Monreal, “hoy si
aceptan (los coordinadores de los otros partidos en el Senado) lo que yo he
venido insistiendo: la existencia de grupos de la muerte. Ahora sí dicen que es
probable que se presenten y que estamos frente a grupos de exterminio. Casi
todos lo aceptaron”.

Varias causas han
llevado a esta terrible modalidad de la violencia, disque para combatir la de
los delincuentes; una destacada es la aplicación a modo de la ley desde el
gobierno, que no es nuevo en México; lo novedoso es la rapidez con que empeora.
El empeoramiento empezó en la administración de Ernesto Zedillo con el saqueo
del Fobaproa y los esqueletos sembrados en el caso contra Raúl Salinas, siguió
con el exaltado intento de desafuero de López Obrador por Fox y en este sexenio
del abogado Felipe Calderón, con más de 40 mil muertes violentas que no se
investigan ni por oficio y se practican arrestos ilícitos (como los del
michoacanazo y el de Hank Rohn).

De la
manipulación de la ley en casos específicos, se fue creando una situación de
inoperancia generalizada, en la que el Estado parece rebasado por hechos cada
vez más graves y frecuentes que quedan impunes. Tanta arbitrariedad tiene
efectos muy nocivos en la conducta colectiva.

La impunidad como
problema tiene varias aristas: no solamente deja sin sancionar a autoridades venales
lo mismo que a raterillos o delincuentes organizados; también alienta la
formación de delincuentes y provoca en la sociedad una sensación colectiva de
impotencia, frustración y temor que no contribuye a restaurar la legalidad.

El debilitamiento
de la ley genera un estado colectivo de impotencia por la desconfianza
ciudadana en las instituciones que deben evitar su victimización y en las que
deben impartir justicia cuando se convierte en víctima.

La frustración y
el temor que esa desconfianza provocan, paraliza la capacidad de iniciativa de
la sociedad y desacredita los principios y reglas del derecho para resolver
conflictos de manera civilizada. Se da entonces cabida a tentaciones de actuar
al margen de la ley, en las que caen autoridades y particulares que creen tener
los medios para enfrentarse a la delincuencia delinquiendo.

Hechos como el de
los 35 cadáveres dejados a la vista en Boca del Río, se lo atribuyó un grupo armado
para combatir a delincuentes, autodenominado mata zetas. Una posibilidad
es que surgiera como parte de la lucha entre narcotraficantes rivales.

Más grave sería que se trate de un grupo con apoyo de instituciones
federales o estatales, formado para hacer el trabajo que las autoridades no
pueden realizar legalmente.

Para la
investigación de la segunda posibilidad, el gobernador de Veracruz, Javier Duarte,
tendría que explicar cómo es que antes de que hubieran sido identificadas 17 de
aquellos 35 cadáveres, sabía que “los 35 ultimados tienen antecedentes
penales, se les relaciona con la delincuencia organizada y están en los
registros de plataforma México”. El Procurador veracruzano, Reynaldo
Escobar, declaró después que no se tenía corroborado que todas las victimas
tuvieran antecedentes penales.

El asunto da
oportunidad para desactivar tentaciones de cobrar ojo por ojo y diente
por diente a los criminales, imponiendo sanciones ejemplares si llega a
demostrarse el involucramiento de autoridades con los mata zetas; lo que se
necesita es la firme decisión política de impedir la quiebra total del Estado
de derecho.

knochenhauer@prodigy.net.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Datos Personales

Guillermo Knochenhauer es:

• Profesor de asignatura por oposición, Sociedad y Estado en México I y II, Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM.

• Licenciado en Sociología y Maestro en Historia.

• Analista en sociología rural.

•Colaborador semanal del diario El Financiero, sección Opinión como analista de asuntos políticos.

•Colaborador semanal del diario La Jornada Morelos, sección Opinión.

Libros

• Coautor del libro "México Hoy", coordinado por Enrique Florescano y Pablo González Casanova, Editorial Siglo XXI (1979)

• Coautor del libro "Por una Nueva Política Alimentaria", coordinado por Gustavo Esteva, (1984). Editorial Opción, S.C. (1984)

• Coautor del libro "El Impacto de la TV en Cinco Comunidades Vírgenes de México", UNAM UNICEF, México 1984, publicado a partir de la investigación sobre Publicidad Televisiva y Cultura Alimentaria, realizada por acuerdo interinstitucio¬nal para UNICEF.

• Coautor del libro "El Sector Social de la Economía, una Opción ante la Crisis, coordinado por Armando Labra y el Dr. Pablo González Casanova. Editorial Siglo XXI, México 1989.

• Autor del libro "Organizaciones Campesinas, Hablan Diez Dirigentes". El Día en Libros-IEPES, México, 1990.

• Coautor del libro "Nueva Estrategia de Desarrollo", Instituto de Investigaciones Económicas, UNAM, 2011.

• Autor de Educación, Productividad y Empleo, publicación mensual y compendio anual del Fondo Mexicano para la Educación y el Desarrollo, A.C. entre los años de 1996 a 2003.

• Es autor de una veintena de ensayos en revistas especializadas, como la Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM, la Revista del Colegio, del Colegio Nacional de Ciencias Políticas y Administración Pública y la Revista y la Revista Comercio Exterior, del Banco Nacional de Comercio Exterior. También ha publicado decenas de ensayos en las revistas Nexos y Este País.

Archivo