Get Adobe Flash player

México, “un peligro para EUA”

Guillermo Knochenhauer

 

Hay quienes dan por nulificada la misión del embajador de
Estados Unidos, Carlos Pascual, por haber provocado la cólera de Felipe
Calderón, desatada al publicarse en Wikileaks lo que el diplomático opina de la
Secretaría de la Defensa Nacional. Calderón tendrá que resolver su enojo solo,
porque Washington no va a cambiar a su embajador.

Le guste o no al Presidente de México (cargo que no admite
que se gobierne bajo influencia de berrinches), Pascual fue enviado a nuestro
país por su experiencia en situaciones de inestabilidad política. Su gobierno
lo mandó acá porque lo considera un experto en estabilización de escenarios
post-conflicto.

No vino a México a hacerse amigo de Calderón, sino a
responder a las preocupaciones estadounidenses sobre la fragilidad del gobierno
mexicano y la violencia de la guerra a los cárteles de la droga. Esas
preocupaciones las expresaron en tonos amenazantes varios funcionarios de aquel
país, la víspera del viaje de Calderón a Washington la semana pasada.

La propia secretaria de Estado, Hillary Clinton llegó a
relacionar los cárteles de la droga con guerrillas, como “en Colombia hace 20
años”. Janet Napolitano, secretaria de Seguridad Nacional, dijo una semana
antes de la visita de Calderón a Obama que ha tomado previsiones ante la
posible alianza entre algún cártel mexicano y Al Qaeda. El subsecretario del
Ejército estadunidense, Joseph W. Westphal, dijo públicamente que existe el
riesgo de que el crimen organizado tome el control del gobierno mexicano.

Ahí no pararon las amenazas preparatorias del encuentro
entre Calderón y Obama. El jefe de la Dirección Nacional de Inteligencia de la
Casa Blanca, James Clapper, dijo ante una comisión de diputados de su país que
la violencia en México es causa de alerta máxima “dentro de nuestro marco de
prioridades nacionales”. Aseguró que “la capacidad militar y policial de México
sigue siendo inadecuada para quebrantar al crimen organizado y contener la
violencia criminal”.

En ese ambiente se preparó la agenda del quinto encuentro
entre Calderón y Obama, que se dio por iniciativa del Presidente estadounidense;
por lo temas tratados, quedó claro que es el Consejo de Seguridad Nacional de Estados
Unidos el que integra las políticas del Departamento de Estado, del de
Seguridad Nacional, del de Justicia y de la Casa Blanca hacia México, no los
asuntos económicos o migratorios.

Para los estadounidenses, México se ha convertido en un
peligro para su seguridad, preocupación a la que el perfil y la experiencia del
embajador Pascual responden muy bien. El resumen biográfico oficial de Pascual,
destaca que a su paso por el Departamento de Estado organizó la planeación para
“estabilizar y reconstruir sociedades en transición” que han tenido conflictos
o disputas civiles.

En la misma página electrónica de su embajada, se lee que
Pascual también trabajó en el Consejo de Seguridad Nacional y en la Agencia
para el Desarrollo Internacional, desde donde se ocupó de “promover estados
democráticos y orientados al mercado”; también fue director ejecutivo del
Consejo de Seguridad Nacional para Rusia, Ucrania y Eurasia.

Para cumplir su encomienda, Pascual ha recorrido las zonas
de mayor violencia en México y ha sostenido reuniones con editores de medios, con
empresarios y ONG´s dedicadas a ver por los derechos humanos. Ha reunido información
y establecido contactos para conocer las corporaciones policíacas y militares, y
puede suponerse que todo con la finalidad de incidir en su papel en la guerra
al crimen organizado, por decir lo menos.

Su información la comparte o no con autoridades mexicanas,
según convenga a sus planes y los que en cumplimiento de su misión, le sugiere
a Washington para ¿estabilizar?, para ¿reconstruir nuestra atribulada
transición? Sin duda, para intervenir en ella, lo cual no ofrece ninguna
originalidad en la historia de las relaciones entre los dos países.

Si ese intervencionismo fuera la causa por la que Calderón
descalificó al embajador de Obama, al que llamó ignorante, no pudo elegir peor manera
de protestar, que hacerlo mediante una entrevista con El Universal, previa a su
viaje a Washington. Lo correcto hubiera sido declarar persona non grata al
embajador Pascual, como lo sugirió Rosario Green, presidenta de la Comisión de
asuntos internacionales del Senado de la República.

Claro que para decirle al poderoso vecino que no intervenga
en nuestros procesos de gobierno, tendría que haber una política de Estado con
enfoque nacional y regional de la economía y el desarrollo, la equidad y la
justicia que llevaran a ubicar a México sin menoscabo de la soberanía, en el cambiante
contexto internacional.

knochenhauer@prodigy.net.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Datos Personales

Guillermo Knochenhauer es:

• Profesor de asignatura por oposición, Sociedad y Estado en México I y II, Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM.

• Licenciado en Sociología y Maestro en Historia.

• Analista en sociología rural.

•Colaborador semanal del diario El Financiero, sección Opinión como analista de asuntos políticos.

•Colaborador semanal del diario La Jornada Morelos, sección Opinión.

Libros

• Coautor del libro "México Hoy", coordinado por Enrique Florescano y Pablo González Casanova, Editorial Siglo XXI (1979)

• Coautor del libro "Por una Nueva Política Alimentaria", coordinado por Gustavo Esteva, (1984). Editorial Opción, S.C. (1984)

• Coautor del libro "El Impacto de la TV en Cinco Comunidades Vírgenes de México", UNAM UNICEF, México 1984, publicado a partir de la investigación sobre Publicidad Televisiva y Cultura Alimentaria, realizada por acuerdo interinstitucio¬nal para UNICEF.

• Coautor del libro "El Sector Social de la Economía, una Opción ante la Crisis, coordinado por Armando Labra y el Dr. Pablo González Casanova. Editorial Siglo XXI, México 1989.

• Autor del libro "Organizaciones Campesinas, Hablan Diez Dirigentes". El Día en Libros-IEPES, México, 1990.

• Coautor del libro "Nueva Estrategia de Desarrollo", Instituto de Investigaciones Económicas, UNAM, 2011.

• Autor de Educación, Productividad y Empleo, publicación mensual y compendio anual del Fondo Mexicano para la Educación y el Desarrollo, A.C. entre los años de 1996 a 2003.

• Es autor de una veintena de ensayos en revistas especializadas, como la Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM, la Revista del Colegio, del Colegio Nacional de Ciencias Políticas y Administración Pública y la Revista y la Revista Comercio Exterior, del Banco Nacional de Comercio Exterior. También ha publicado decenas de ensayos en las revistas Nexos y Este País.

Archivo