Get Adobe Flash player

México ¿menosprecia la democracia?

América Latina nunca había sido tan rica como ahora, lo cual la enfrenta de lleno al problema de mejorar la distribución de la riqueza. La idea surge de la encuesta de opinión sobre temas políticos, sociales y económicos que Latinobarómetro levanta anualmente, desde 1995, en 18 países de la región.

Mayor riqueza y exigencia de que se distribuya mejor, tiene una lógica: “Cuando no había nada que distribuir había estoicismo en la pobreza, ahora hay demanda frente a la existencia de bienes”, argumenta Latinobarómetro en su informe de resultados 2013, recién publicado el 3 de noviembre.

El problema es que dejada a las reglas implacables del mercado, en un contexto de debilidad institucional y falta de capacidad regulatoria como es característico que suceda en América Latina, sin duda en México, la prosperidad está generando nuevas desigualdades.

El razonamiento de las percepciones ciudadanas es que, aun suponiendo que la prosperidad alcance a todos, a los pobres, a las clases medias y a los ricos, los de adelante corren mucho y los de atrás se quedarán.

De otros reactivos de la encuesta se sigue que ya no se quedarán “estoicos en la pobreza”, sino dispuestos a reclamar ante el desigual ritmo de una prosperidad que a muchos les deja poco y a pocos mucho.

Esa exigencia de desarrollo social al parejo del crecimiento económico que recoge Latinobarómetro, sería inexistente en México porque el crecimiento de la riqueza ha sido mucho más lento que el promedio latinoamericano y prácticamente nulo en términos per cápita durante la última década.

Otros índices de México también están por abajo de los promedios de América Latina, algunos muy significativos, como el respaldo a la democracia, el empoderamiento social, la confianza en la capacidad del gobierno para resolver problemas y las expectativas de mejoría económica familiar y del país.

Del aprecio por la democracia, refiere Latinobarómetro que el PAN llegó con Fox a la Presidencia cuando el 44 por ciento de los mexicanos respaldaba ese sistema político. En 2002 el apoyo había crecido a 63 por ciento. Calderón asumió la Presidencia con un 54 por ciento en 2006 y terminó con 40 por ciento en 2011.

El regreso del PRI con Enrique Peña Nieto en Los Pinos no ha modificado el desencanto de los mexicanos con la democracia. Este 2013 sólo 37 por ciento la apoya, lo que nos iguala en estos momentos a Honduras y Guatemala en las posiciones más bajas de los 18 países participantes.

 

El menosprecio a la democracia se presta a diversas interpretaciones.

Latinobarómetro sugiere que al mexicano no le importa tanto la democracia, como la solución efectiva de problemas, que no percibe.

La inseguridad pública asociada a la delincuencia es el más señalado como problema de México; sólo sumando las respuestas que dan importancia al desempleo, a los bajos salarios y a la pobreza que derivan de la situación económica, ésta se eleva a la posición de principal problema.

Los mexicanos coincidimos con once países latinoamericanos en que la inseguridad y los problemas sociales que derivan de la economía, son los mayores de la región.

Las diferencias de México con el resto de la región aparecen en la ya señalada confianza/desconfianza ciudadana en la democracia y en las respuestas a las preguntas sobre las capacidades de los gobiernos para resolver los problemas.

La encuesta deja ver que los regímenes que han transferido poder para decidir a amplios sectores de la población han sido más eficaces en la atención de necesidades sociales, la población tiene elevado aprecio por la democracia y confianza en el gobierno.

Es el caso destacado de Ecuador, Bolivia y en alguna medida, de Perú. Entre 1996 y 2013, el apoyo a la democracia en Ecuador subió de 52 a 62 por ciento. Han disminuido la pobreza, la indigencia y el desempleo, y quizás más importante, la mayoría de la población ha descubierto la movilidad social. En Bolivia y Perú se perciben condiciones semejantes.

En cambio, los mexicanos perciben el estancamiento de la movilidad social y del crecimiento económico desde hace 30 años. Su desencanto es lógico, pero no necesariamente es contra la democracia.

Cierto, solamente 37 por ciento de los mexicanos apoya ese régimen (casi la mitad que los ecuatorianos), pero el 53 por ciento considera improbable que el gobierno resuelva los problemas del país (contra 33 por ciento en Ecuador).

Se puede interpretar que el desencanto de los mexicanos no es con la democracia sino con el gobierno, con los partidos y con la clase política. Habrá que estar atentos a las interpretaciones que le atribuyan los problemas sociales y económicos a la democracia, porque podrían dar lugar a propuestas autoritarias de la clase política.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Datos Personales

Guillermo Knochenhauer es:

• Profesor de asignatura por oposición, Sociedad y Estado en México I y II, Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM.

• Licenciado en Sociología y Maestro en Historia.

• Analista en sociología rural.

•Colaborador semanal del diario El Financiero, sección Opinión como analista de asuntos políticos.

•Colaborador semanal del diario La Jornada Morelos, sección Opinión.

Libros

• Coautor del libro "México Hoy", coordinado por Enrique Florescano y Pablo González Casanova, Editorial Siglo XXI (1979)

• Coautor del libro "Por una Nueva Política Alimentaria", coordinado por Gustavo Esteva, (1984). Editorial Opción, S.C. (1984)

• Coautor del libro "El Impacto de la TV en Cinco Comunidades Vírgenes de México", UNAM UNICEF, México 1984, publicado a partir de la investigación sobre Publicidad Televisiva y Cultura Alimentaria, realizada por acuerdo interinstitucio¬nal para UNICEF.

• Coautor del libro "El Sector Social de la Economía, una Opción ante la Crisis, coordinado por Armando Labra y el Dr. Pablo González Casanova. Editorial Siglo XXI, México 1989.

• Autor del libro "Organizaciones Campesinas, Hablan Diez Dirigentes". El Día en Libros-IEPES, México, 1990.

• Coautor del libro "Nueva Estrategia de Desarrollo", Instituto de Investigaciones Económicas, UNAM, 2011.

• Autor de Educación, Productividad y Empleo, publicación mensual y compendio anual del Fondo Mexicano para la Educación y el Desarrollo, A.C. entre los años de 1996 a 2003.

• Es autor de una veintena de ensayos en revistas especializadas, como la Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM, la Revista del Colegio, del Colegio Nacional de Ciencias Políticas y Administración Pública y la Revista y la Revista Comercio Exterior, del Banco Nacional de Comercio Exterior. También ha publicado decenas de ensayos en las revistas Nexos y Este País.

Archivo