Get Adobe Flash player

¿Qué se siente?

“Salario mínimo al presidente, para que vea lo que se siente”; no era una consigna sino un reclamo desde la injusticia que surgió allá por 2010, cuando Felipe Calderón presumía con orgullo que los salarios en México ya eran menores que en China. Lo consideraba un triunfo político, y en parte lo era, de su gobierno.

El reclamo se sigue repitiendo cada 1 de mayo conmemorativo del día del trabajo, y cada vez con mayor razón; el Quinto Informe de gobierno de Peña Nieto informa también del deterioro constante de las remuneraciones desde que comenzó el sexenio.

Ahí se puede leer que en 2012 había en el país 3.92 millones de empleos remunerados con cinco salarios mínimos o más, y que en este 2017 ya sólo quedan 2.78 millones de lo que se pudiera considerar clase media; la caída es de 29.11 por ciento.

El problema que esa caída significa no es nada más que el mercado pierda poder adquisitivo y que las pequeñas y medianas empresas tengan más problemas con sus ventas; el problema también es de salud pública.

¿Que sienten quienes pierden un empleo, se ven forzados a aceptar otro con menor paga y caen de la escala social clase mediera para acercarse o pasar a la de los pobres?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha venido ocupando del tema en muchos países y reconoce que la pérdida del empleo constituye uno de los principales factores de riesgo de aparición de problemas de salud mental.

Las personas que se empobrecen al perder ingresos quedan sometidas a un estrés psicosocial constante que afecta sus decisiones y todo el conjunto de su vida; la pobreza, el desempleo y factores vinculados a todo tipo de desigualdades, son determinantes sociales muy fuertes que con facilidad causan depresión a las personas.

Cuando un mal como ese afecta a millones, se entiende el mal humor de las naciones, muy extendido por el mundo; no lo causan, en México, los medios de comunicación como cree el presidente Peña, sino ver que el trabajo honesto paga cada vez menos un nivel digno de vida.

Es el resultado del desmantelamiento neoliberal de políticas que daban estabilidad y certezas básicas a la gente. No sólo las inversiones empresariales reclamas certidumbre, como la que se le atribuye al TLCAN; también la población merece que se revierta la sensación de vulnerabilidad del país, de las clases medias, de los pobres y que se le devuelva la confianza en que puede hacer algo para mejorar su situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Datos Personales

Guillermo Knochenhauer es:

• Profesor de asignatura por oposición, Sociedad y Estado en México I y II, Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM.

• Licenciado en Sociología y Maestro en Historia.

• Analista en sociología rural.

•Colaborador semanal del diario El Financiero, sección Opinión como analista de asuntos políticos.

•Colaborador semanal del diario La Jornada Morelos, sección Opinión.

Libros

• Coautor del libro "México Hoy", coordinado por Enrique Florescano y Pablo González Casanova, Editorial Siglo XXI (1979)

• Coautor del libro "Por una Nueva Política Alimentaria", coordinado por Gustavo Esteva, (1984). Editorial Opción, S.C. (1984)

• Coautor del libro "El Impacto de la TV en Cinco Comunidades Vírgenes de México", UNAM UNICEF, México 1984, publicado a partir de la investigación sobre Publicidad Televisiva y Cultura Alimentaria, realizada por acuerdo interinstitucio¬nal para UNICEF.

• Coautor del libro "El Sector Social de la Economía, una Opción ante la Crisis, coordinado por Armando Labra y el Dr. Pablo González Casanova. Editorial Siglo XXI, México 1989.

• Autor del libro "Organizaciones Campesinas, Hablan Diez Dirigentes". El Día en Libros-IEPES, México, 1990.

• Coautor del libro "Nueva Estrategia de Desarrollo", Instituto de Investigaciones Económicas, UNAM, 2011.

• Autor de Educación, Productividad y Empleo, publicación mensual y compendio anual del Fondo Mexicano para la Educación y el Desarrollo, A.C. entre los años de 1996 a 2003.

• Es autor de una veintena de ensayos en revistas especializadas, como la Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM, la Revista del Colegio, del Colegio Nacional de Ciencias Políticas y Administración Pública y la Revista y la Revista Comercio Exterior, del Banco Nacional de Comercio Exterior. También ha publicado decenas de ensayos en las revistas Nexos y Este País.

Archivo