Get Adobe Flash player

Reformas ponen a prueba al gobierno

México ha ido en decadencia durante los últimos sexenios y para revertirla, tiene que reconstituir el poder del Estado –que no es otra cosa que la sociedad organizada- y del gobierno.

En la reforma educativa y la de telecomunicaciones promovidas en el marco del Pacto por México se juega, además de lo que interesa a esos sectores, la capacidad del gobierno de reconstituir el poder de las instituciones públicas y de darles un sentido democrático.

El Pacto es un arreglo limitado a las cúpulas partidistas, que funcionará mientras todos los coaligados tengan algo que ganar si tienen éxito en recuperar espacios de los que se han adueñado los poderes fácticos.

También el costo de perder ante esos poderes sería grande para el gobierno y los partidos, lo que asegura que cada uno pondrá su mejor empeño en el acuerdo.

El Pacto tiene que lidiar con la resistencia de los sectores directamente involucrados o afectados por las reformas. Maestros y televisoras, cada uno a su modo, está haciendo su labor de resistencia.

A la resistencia gremial se van agregando movimientos con otros motivos, relacionados con la injusticia, las desigualdades y la pérdida de expectativas en un empleo bien pagado, que el Pacto también tiene que ser capaz de articular. Es el caso de los maestros agrupados en torno a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

El descabezamiento del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación con el arresto de Elba Esther Gordillo, dejó un vacío de poder que la CNTE está ávida de ocupar.

El momento le es propicio, pues la reforma al artículo 3ro constitucional, ya en vigor, antes que educativa, modifica las relaciones laborales del magisterio con su empleadora la SEP.

Lo controversial y a la vez esencial de la reforma, es que hace depender la permanencia de los maestros en su empleo, del resultado de las evaluaciones a las que obligatoriamente tendrán que someterse.

Hay dos criterios de interpretación de ese precepto: uno es que ninguna ley puede aplicarse retroactivamente y por tanto, sólo valdrá para las nuevas contrataciones. Por lo tanto, los derechos de los maestros –los legítimos como es la seguridad en el empleo pero también los fraudulentos, como la venta y herencia de plazas- no sufrirán modificaciones. En tal caso, la profesionalización del magisterio –objetivo de la reforma- avanzaría más lenta que un caracol.

Otra interpretación sostiene que al quedar establecido en la Constitución General de la República que las evaluaciones serán las que determinen la permanencia del maestro en su cargo, ni el contrato colectivo de trabajo ni la ley secundaria podrán contravenir esa disposición de la ley suprema. Los maestros tendrían que demostrar aptitudes para conservar su plaza. Quizás una década bastaría para ver resultados en la calidad de la educación primaria y secundaria.

Los maestros también protestan por un esquema de evaluación que temen  que sea a tabla rasa. No es lo mismo lo que hace y requiere un maestro de Monterrey que uno en la costa chica de Guerrero, alegan. No se ha aclarado cuál será el esquema de las evaluaciones.

En la exigencia de profesionalización magisterial y en las evaluaciones para lograrlo se apoya, esencialmente, la pretensión de recuperar el poder rector del Estado en la educación pública. Preservar ese motivo de la reforma es el desafío, que sólo se puede lograr negociando.

Negociar no implica sumisión, como la que demostraron el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, y el de Oaxaca, Gabino Cue, al acceder ante la CNTE a enviar a su congreso local sendas iniciativas para reformar su respectiva ley de educación estatal, que contradecían la reforma a la Constitución General que se había promulgado. Por esa contradicción, los diputados locales tuvieron que rechazar ambas propuestas.

Negociar tampoco es limitarse a sancionar la transgresión de las leyes y cerrar, con ese argumento, la discusión de la inconformidad de la CNTE con la reforma. Numerosas opiniones reclaman firmeza al gobierno al aplicar la ley contra los bloqueos carreteros, olvidándose de la discusión política.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, ha declarado con mesura, que en el movimiento de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) “hay no solamente maestros, sino otras agrupaciones con las que estamos buscando que si tienen propuestas, las eleven al Consejo Rector del Pacto por México. Eso es todo y estamos tratando de que se entienda”.

Mantenerse en esa vía evitará que Peña Nieto vuelva a encontrarse con su pasado de Atenco. En su decadencia el Estado ha aplicado medidas casuísticas a distancia creciente de las leyes. Hoy requiere de la construcción política de acuerdos para restaurar el Estado de derecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Datos Personales

Guillermo Knochenhauer es:

• Profesor de asignatura por oposición, Sociedad y Estado en México I y II, Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM.

• Licenciado en Sociología y Maestro en Historia.

• Analista en sociología rural.

•Colaborador semanal del diario El Financiero, sección Opinión como analista de asuntos políticos.

•Colaborador semanal del diario La Jornada Morelos, sección Opinión.

Libros

• Coautor del libro "México Hoy", coordinado por Enrique Florescano y Pablo González Casanova, Editorial Siglo XXI (1979)

• Coautor del libro "Por una Nueva Política Alimentaria", coordinado por Gustavo Esteva, (1984). Editorial Opción, S.C. (1984)

• Coautor del libro "El Impacto de la TV en Cinco Comunidades Vírgenes de México", UNAM UNICEF, México 1984, publicado a partir de la investigación sobre Publicidad Televisiva y Cultura Alimentaria, realizada por acuerdo interinstitucio¬nal para UNICEF.

• Coautor del libro "El Sector Social de la Economía, una Opción ante la Crisis, coordinado por Armando Labra y el Dr. Pablo González Casanova. Editorial Siglo XXI, México 1989.

• Autor del libro "Organizaciones Campesinas, Hablan Diez Dirigentes". El Día en Libros-IEPES, México, 1990.

• Coautor del libro "Nueva Estrategia de Desarrollo", Instituto de Investigaciones Económicas, UNAM, 2011.

• Autor de Educación, Productividad y Empleo, publicación mensual y compendio anual del Fondo Mexicano para la Educación y el Desarrollo, A.C. entre los años de 1996 a 2003.

• Es autor de una veintena de ensayos en revistas especializadas, como la Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM, la Revista del Colegio, del Colegio Nacional de Ciencias Políticas y Administración Pública y la Revista y la Revista Comercio Exterior, del Banco Nacional de Comercio Exterior. También ha publicado decenas de ensayos en las revistas Nexos y Este País.

Archivo