Get Adobe Flash player

Sin proyecto, sin liderazgo

Guillermo Knochenhauer

 

René Drucker,
director General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, se queja de que “la
política de Estado sobre la ciencia es que no hay una política de Estado, la
ciencia está en situación alarmante”. La cuestión de fondo es ¿para qué
necesita la ciencia una economía maquiladora, que es en lo que se está
convirtiendo la nuestra?

Tiene razón
Drucker al afirmar “que un país que no invierte en ciencia, está destinado a
fallecer económicamente en el futuro”. Lo importante, sin embargo, no es que
este científico de la UNAM tenga razón, el problema es que falta quien le
preste atención y le dé la razón entre quienes toman decisiones.

Y es que la clase
política mexicana está desaparecida. Tenemos políticos  que solamente ven por sus intereses
individuales y de grupo; no hay un proyecto de nación ni una clase dirigente que
lo promueva. Falta proyecto y liderazgo, que nunca es personal, sino de clase. El
problema, antes que económico, es político.

Brasil, por
ejemplo, tiene una clase dirigente en activo y un proyecto progresista desde que
asumió el poder hace 15 años Fernando Henrique Cardoso. A él le siguieron Luiz
Inázio da Silva y Dilma Rousseff en la presidencia, para sostener un discurso
triunfador sin negar la realidad de sus lacerantes desigualdades.

México aún tiene
una economía mayor que la brasileña en ingreso per cápita; la diferencia es que
Brasil le ha dado atención a la equidad, al fortalecimiento del ahorro y la
infraestructura, a la formación de científicos, profesionistas y técnicos, y al
desarrollo tecnológico nacional por lo cual está en mejores condiciones para utilizar
los flujos de capital nacional y extranjero en inversiones productivas.

La gran diferencia
es que el país sudamericano está en una senda de progreso, de la que México se
descarriló.

Tiene razón el
Rector José Narro de nuestra UNAM, cuando urgió en el Senado el martes pasado a
reconocer “que muchos de nuestros problemas, los históricos y los derivados del
propio proceso de modernización, no tienen solución si seguimos por el mismo
camino (…), si no imaginamos y trazamos un nuevo proyecto nacional”.

La falta de
proyecto y de dirigencia del rumbo desde el Estado, está haciendo de México un
país cada vez más pobre en inteligencia, conocimientos y desde luego,
socialmente.

El presidente de la Academia Mexicana de Ciencias, Arturo
Menchaca, asegura que más de la mitad de los pocos investigadores que estamos
preparando, no encuentran ocupación en México. Del año 2000 para acá, dice, “se
ha congelado la contratación de doctores por el lado del gobierno y de las
universidades”.

Por esa falta de espacios para trabajar (debido a que los
científicos salen sobrando en una economía de ensamble de componentes
importados), la Academia Mexicana de Ciencias calcula que unos 1,500 doctores e
investigadores emigran a Estados Unidos o Europa cada año.

Nos estamos quedando sin investigadores por falta de
desarrollo y será muy difícil pretender en el futuro encauzar a México por una
senda de recuperación, sin la contribución de esas personas cuya formación
requiere décadas.

La decisión en política económica ha sido dejar que la
inercia del mercado estreche cada vez más la “integración” (dependencia) del
país a la economía de Estados Unidos; pretender que todo suceda conforme a las
leyes del mercado da por resultado que muchas cosas no suceden y que haya una
parálisis y empobrecimiento social en sus múltiples facetas. Dos de ellas muy
relevantes, son la calidad del empleo y las expectativas de los jóvenes en el
futuro.

El gobierno federal presume que durante 2010 se crearon más
de 730 mil empleos y que es el número más alto de los últimos 14 años. La cifra
no cubre el crecimiento de la población en edad laboral, pero lo que es peor,
es la baja calidad y remuneraciones de los empleos que se están creando.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y
Geografía, la proporción de trabajadores con sueldo mayor a cinco salarios
mínimos, bajó de 12% que era a fines de 2006, a 9% al finalizar el tercer
trimestre de 2010. En ese mismo lapso subió de 20% a 23% el porcentaje de
quienes perciben de uno a dos salarios mínimos.

Haría falta un crecimiento anual del PIB de 6% para dar
empleo a los jóvenes que año tras año incrementan la demanda laboral, pero el
sexenio de Felipe Calderón terminará con un promedio cercano apenas al 2 por
ciento anual.

¿Cómo, en esta falta de conducción política y de
oportunidades económicas, enseñarle a los jóvenes “lo valioso que resultan,
para la vida en común, valores como la libertad, la igualdad, la democracia, la
solidaridad, el diálogo, la honestidad, la lealtad, el respeto, la justicia y
la tolerancia”, como lo pide, con toda razón y sentido, el rector Narro?

knochenhauer@prodigy.net.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Datos Personales

Guillermo Knochenhauer es:

• Profesor de asignatura por oposición, Sociedad y Estado en México I y II, Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM.

• Licenciado en Sociología y Maestro en Historia.

• Analista en sociología rural.

•Colaborador semanal del diario El Financiero, sección Opinión como analista de asuntos políticos.

•Colaborador semanal del diario La Jornada Morelos, sección Opinión.

Libros

• Coautor del libro "México Hoy", coordinado por Enrique Florescano y Pablo González Casanova, Editorial Siglo XXI (1979)

• Coautor del libro "Por una Nueva Política Alimentaria", coordinado por Gustavo Esteva, (1984). Editorial Opción, S.C. (1984)

• Coautor del libro "El Impacto de la TV en Cinco Comunidades Vírgenes de México", UNAM UNICEF, México 1984, publicado a partir de la investigación sobre Publicidad Televisiva y Cultura Alimentaria, realizada por acuerdo interinstitucio¬nal para UNICEF.

• Coautor del libro "El Sector Social de la Economía, una Opción ante la Crisis, coordinado por Armando Labra y el Dr. Pablo González Casanova. Editorial Siglo XXI, México 1989.

• Autor del libro "Organizaciones Campesinas, Hablan Diez Dirigentes". El Día en Libros-IEPES, México, 1990.

• Coautor del libro "Nueva Estrategia de Desarrollo", Instituto de Investigaciones Económicas, UNAM, 2011.

• Autor de Educación, Productividad y Empleo, publicación mensual y compendio anual del Fondo Mexicano para la Educación y el Desarrollo, A.C. entre los años de 1996 a 2003.

• Es autor de una veintena de ensayos en revistas especializadas, como la Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM, la Revista del Colegio, del Colegio Nacional de Ciencias Políticas y Administración Pública y la Revista y la Revista Comercio Exterior, del Banco Nacional de Comercio Exterior. También ha publicado decenas de ensayos en las revistas Nexos y Este País.

Archivo